phone-icon
Nanofiltración del agua: qué es y cómo funciona

Nanofiltración del agua: qué es y cómo funciona

Cuando se requiere la producción de agua de calidad para las industrias, por ejemplo, alimenticias, químicas o de producción de medicamentos; la nanofiltración es uno de los procesos más utilizados por sus características y por los resultados.

¿Qué es la nanofiltración del agua?

  • La nanofiltración es un proceso de filtración por membranas que se utiliza en aguas que tienen bajos sólidos disueltos totales.
  • Utiliza membranas nanoporosas y tiene como propósito filtrar o eliminar los iones polivalentes, además de lograr la desinfección por la retención de manera orgánica.
  • Con este proceso se logra la eliminación como las durezas presentes en el agua, del hierro, herbicidas, nitratos, etc.
  • Generalmente este tipo de proceso es muy utilizado para ablandar el agua; eliminar metales pesados, como un pretratamiento para la ósmosis inversa; eliminar el color que pueden producir los contaminantes, etc.

¿Cómo funciona el proceso de nanofiltración?

Como lo mencionamos anteriormente, se necesitan membranas con cierto nivel de porosidad y se operan bajo presión. Dicho de otra manera, el agua pasa a través de estas membranas a presión para que se concentren y filtren los solutos orgánicos.

Las membranas retienen los sólidos de bajo peso molecular y las sales pueden pasar de manera total o parcial.

Diferencia entre ultrafiltración, nanofiltración y ósmosis inversa

Ahora, la principal diferencia entre los procesos de microfiltración, de ultrafiltración, nanofiltración y ósmosis inversa es el tamaño del rango de la membrana que se utiliza. Entre más pequeños sean los poros, la calidad del agua será superior.

Tomando en cuenta lo anterior, el tamaño de los poros de las membranas, la nanofiltración se encuentra entre los procesos de ultrafiltración y ósmosis inversa. Las membranas que se utilizan para la nanofiltración tienen poros de entre 0.01 y 0.001 micras

Este tipo de tratamiento es utilizado ampliamente para las industrias de fabricación de medicamentos, textiles, para cocinas industriales, para la producción de agua que se utilizará en laboratorios médicos, para la producción de productos lácteos, para la producción de agua potable, etc. 

Aunque la mayoría de las aplicaciones para la nanofiltración están relacionadas con el agua, no son los únicos usos que se le puede dar. Por ejemplo, en la industria petrolera, específicamente en las refinerías de petróleo, la nanofiltración es útil para la separación del petróleo.

La principal diferencia que existe entre la nanofiltración y la ósmosis inversa es justamente que la primera no es tan rigurosa. es decir, a pesar de que funciona bajo presión de agua, no es capaz de eliminar por completo los iones cargados individuales, así como lo logra la ósmosis inversa.

Para dimensionar lo anterior, las membranas de la nanofiltración pueden eliminar entre el 50 y el 80% de sodio y cloruro, mientras que los sistemas de ósmosis inversa lo logran hasta en un 99%.

Membranas de nanofiltración

Existen dos principales tipos de membranas que se utilizan para la nanofiltración.

  • Primero tenemos las membranas con configuración en espiral que, como su nombre lo indica, son membranas que están enrolladas entre sí sobre un tubo por el que fluye el agua. Este tipo de membranas se encuentran en equipos más compactos.
  • Por otro lado, tenemos las membranas con forma de tubo que están ubicadas sobre un soporte que funciona como colector. El flujo del agua circula de adentro hacia afuera y es más utilizado.

En GC Tratamiento somos expertos en la implementación, fabricación y puesta en marcha de proyectos relacionados que requieren producir agua limpia.


Si deseas obtener más información sobre nuestros proyectos o la manera en que podemos ayudarte con la producción de agua de calidad, solo tienes que enviarnos un mensaje para contactarte lo más pronto posible.