phone-icon
Filtro de carbón activado: importancia y usos para tratamiento de agua

Filtro de carbón activado: importancia y usos para tratamiento de agua

Una de las tecnologías que más se utiliza para la purificación de agua, es el filtro de carbón activado. Para obtener el carbón activado se queman materiales orgánicos a altas temperaturas, con lo que se obtiene un carbón más poroso.

Existen tres principales materias primas naturales, que son ricas en carbono, con las que se fabrica el carbón activado: la madera, la concha de coco y carbones de origen mineral. 

Uno de los usos más frecuentes del filtro de carbón activado es la purificación del agua, posterior a la desinfección. A grandes rasgos el carbón activado funciona como un medio de filtración que elimina los compuestos orgánicos en el agua potable. 

¿Qué se puede eliminar con el carbón activado?

Para empezar los contaminantes orgánicos que le dan olor y sabor al agua y elimina el cloro. Lo que no puede eliminar son compuestos inorgánicos como calcio, fierro, plomo, mercurio, sodio, aluminio, etc.

El filtro de carbón activado se usa para el tratamiento de aguas industriales, de pozo, residuales y residenciales. El filtro de carbón activado es capaz de reducir químicos, la demanda química de oxígeno (DQO), así como el color de las aguas residuales.

¿Cómo funciona el filtro de carbón activado? 

Estos filtros de carbón activado se utilizan haciendo pasar el efluente de agua a tratar a través de ellos. Con ello los contaminantes quedan adheridos al carbón activado. 

Generalmente, los filtros se cargan de electricidad para atraer a los compuestos orgánicos y los mantiene en el filtro mientras el agua pasa. 

Incluso existe un proceso en la fabricación del carbón activado en el que los filtros se impregnan de plata para evitar que se desarrollen bacterias. No las mata, solo evita que se desarrollen en el lugar y el filtro no se convierte en un foco de contaminación. 

Los filtros de carbón activado se usan en muchas aplicaciones como en la industria farmacéutica, la electrónica, la alimentaria, la química y petroquímica, en el ámbito doméstico con filtros de agua, y hasta en filtros para peceras.

Una de las ventajas de la utilización de filtros de carbón activado es su rentabilidad. Con un cuidado y mantenimiento adecuado, un filtro de carbón activado puede durar hasta 10 años.

Soluciones para el tratamiento de agua

En GC Tratamiento somos expertos en el diseño de trenes de tratamiento para la remoción de turbidez en las aguas, partículas suspendidas, así como la captura de sedimentos. Contamos con filtros que se autolimpian o de distintos materiales como carbón activado, arena verde, zeolita, antracita, arena sílica, etc. 

Todos nuestros sistemas cuentan con módulos para la eliminación de elementos orgánicos a través de la filtración con carbón activado. Déjanos tus datos en el formulario de contacto de nuestro sitio web y nos comunicaremos lo más pronto posible para ofrecerte asesoría y cotización en tu proyecto de purificación de agua