Sistemas con reactores biológicos aeróbicos para reducir DBO y DQO

Sistemas con reactores biológicos aeróbicos para reducir DBO y DQO

Dos de los valores más importantes que deben medirse para la aplicación de un tratamiento de aguas son DBO y DQO (Demanda Biológica de Oxígeno y Demanda Química de Oxígeno, respectivamente). Comúnmente suelen confundirse por la similitud de su nombre, y aunque evidencian contaminación, tienen significados distintos.

Qué es la DBO y DQO del agua

Por un lado, la Demanda Química de Oxígeno o DQO, por sus siglas, es la cantidad de oxígeno que se necesita para que la materia orgánica en el agua pueda descomponerse químicamente.

Es decir, que en una muestra de agua se aplica un agente químico, como el dicromato de potasio, y la materia orgánica se oxida. Sirve para medir la cantidad de residuos industriales en el agua. Este análisis es fundamental para las plantas de tratamiento de aguas y es muy rápido en la obtención de resultados.

Mientras que la Demanda Biológica de Oxígeno o DBO, por su parte, es la cantidad de oxígeno que se necesita para descomponer la materia orgánica, pero, a diferencia del concepto anterior, de forma biológica a través de microorganismos.

Es decir, determina la cantidad de oxígeno disuelto que consumen los microorganismos para descomponer la materia orgánica en condiciones aeróbicas. Esto durante un tiempo y temperatura específicos. 

Este valor generalmente verifican la eficiencia de un sistema de aguas residuales comparando la DBO del efluente sin tratar y el tratado. Además de que funciona para analizar la carga orgánica que se libera a los recursos hídricos.

DBO y DQO: cuál es la diferencia

La principal diferencia entre DBO y DQO como lo mencionamos anteriormente, es que en uno la oxidación de la materia orgánica ocurre químicamente y en el otro por microorganismos de forma biológica.

En el caso de la demanda biológica de oxígeno, uno de los factores fundamentales para el sistema son los reactores biológicos aeróbicos. En México existen las normas de descarga (generalmente la NOM-001, NOM-002 y NOM-003) que determinan los parámetros que el agua debe cumplir para liberarse sin riesgos. Estos reactores permiten alcanzar los niveles adecuados.

El nivel de la DQO en aguas industriales puede estar entre 50 y 2 000 mgO2/l. Aunque de acuerdo con el tipo de industria puede llegar a 5000. Por otro lado, los niveles para la DBO en agua pura deben estar entre 2 y 20 mg/l. Mientras que un agua extremadamente contaminada, como pueden ser las residuales industriales, están entre 3 000 y 15 000 mg/l.

En GC Tratamiento somos especialistas en plantas para tratar aguas residuales de hospitales, hoteles, la industria alimenticia, aeropuertos, etc. a través de reactores biológicos aeróbicos.
Para más información sobre estos sistemas, solo tienes que enviarnos un mensaje a través de este formulario e inmediatamente será contactado por un asesor.