Importancia de la filtración del agua para uso industrial

Importancia de la filtración del agua para su uso industrial

La filtración del agua es indispensable para eliminar gran cantidad de contaminantes. Algunos de ellos muy peligrosos para el medio ambiente y el ser humano, que contienen las aguas residuales que emanan de las distintas industrias.

Qué es la filtración del agua

Cuando hablamos de filtrar el agua nos referimos al proceso por el cual se hace pasar el efluente de agua a través de una o varias membranas, o medios permeables/semipermeables para retener las partículas sólidas y permitir el paso del líquido. Con esto se consigue separar los sólidos y desecharlos.

Independientemente si el agua residual se reutilizará por completo en la industria o si se desechará, es sumamente importante darle un tratamiento como el de la filtración para reducir los contaminantes presentes.

En el caso de la reutilización, eso evitará daños en los procesos generales que se traducirían en paros de la producción y pérdidas de tiempo y dinero.

Aplicaciones del proceso de filtración del agua

Las aplicaciones del proceso de filtración del agua en las industrias son muchísimas. Ayuda en el tratamiento de aguas residuales como el tratamiento de agua que se ocupa como materia prima para los procesos, por ejemplo, de la industria de alimentos y bebidas.

En la industria farmacéutica, biotecnológica o cosmética se necesita de agua con niveles muy bajos de contaminantes, agua ultrapura, que se obtiene a partir de un proceso de ultrafiltración. Lo mismo para los laboratorios, industria química, etc.

Métodos de filtración del agua

La selección del método de filtración adecuado dependerá de la aplicación, de las especificaciones de calidad que se necesiten y del tipo de partículas o sólidos que se deben retener. Aunque hay muchos tipos, podemos distinguir principalmente dos métodos: la filtración en superficie y en profundidad.

Filtración en superficie

Como las partículas son más grandes que el poro del medio filtrante, los sólidos son retenidos por tamaño. Las membranas son delgadas y el filtro es de poca profundidad. Este tipo de filtración se usa por ejemplo en el sector médico para eliminar los patógenos del agua, además del tratamiento de aguas residuales.

Filtración profunda

Para la filtración profunda, empleamos un lecho de filtrado de gran profundidad donde las partículas son retenidas. Generalmente, usan alturas de capa de entre 1 y 2 metros aproximadamente, especialmente en casos donde el nivel de contaminación es elevado. Aunque las partículas son más pequeñas que el diámetro del poro, pasan a través de estos y son retenidas dentro del medio de filtración.

En GC Tratamiento somos especialistas en procesos de filtración de orgánicos y sedimentos, así como de ultrafiltración. En el primer caso, diseñamos trenes de tratamiento para la remoción de turbidez, partículas suspendidas y captura de los sedimentos que puedan estar presentes en el agua. 

Empleamos distintos elementos filtrantes como antracita, zeolita, arena sílica, arena verde, carbón activado, etc., además de filtros autolimpiables. Además, incluimos módulos para remover elementos orgánicos gracias a la filtración por carbono activado.

En el caso de la ultrafiltración, contamos con una amplia experiencia para la instalación de sistemas de membranas para reducir los niveles de sólidos suspendidos y disminuir lo turbio del agua. 

Nuestros diseños tienen un retro-lavado para que el sistema sea más eficiente y tenga mayores recuperaciones hidráulicas, en comparación con los sistemas UF tradicionales.

Somos una empresa mexicana líder en el tratamiento de agua a partir del entendimiento del problema y planteamiento de la mejor solución.

Para solicitar más información sobre los procesos de filtración que operamos en GC Tratamiento, solo necesita completar este formulario de contacto y en breve nos comunicaremos con usted.