Aspectos que revelan que tu empresa requiere un suavizador de agua industrial

Aspectos que revelan que tu empresa requiere un suavizador de agua industrial

Para muchos procesos industriales, el uso de agua dura puede generar problemas en los equipos y en general en los procesos de funcionamiento. La solución a esto es un suavizador de agua industrial y hay ciertas señales que se deben tener en cuenta para tomar la decisión de adquirir uno.

Antes de hablar de los factores a considerar dejemos claro qué es el agua dura. La dureza del agua tiene que ver con la concentración de compuestos minerales presente en el agua. Contrario a esto, el agua suave o blanda es la que tiene niveles mucho más bajos de minerales.

Un suavizador de agua industrial es un sistema que funciona haciendo pasar el agua dura a través de resinas de intercambio iónico. Con este proceso se logra la reducción de calcio y magnesio en el agua. 

Las desventajas de utilizar agua dura en los procesos y equipos industriales son formaciones de sarro en superficies, equipos y tuberías, así como incrustaciones. Para las industrias la mejor manera de determinar la dureza del agua es a través de pruebas de laboratorio.

¿Cuáles son los aspectos que revelan que tu empresa requiere un suavizador de agua industrial?

Existen ciertos procesos y acontecimientos que ocurren en las empresas y su equipo que deben encender el foco rojo para analizar la adquisición de un suavizador de agua industrial. Aquí te dejamos algunos para tenerlos en cuenta y evitar daños y gastos extra. 

  • Si notas que el paso de agua en tuberías y válvulas se reduce o se hace más lento.
  • Los equipos que tienen contacto directo con el agua sufren averías constantes, especialmente los que generan calor. En este caso los circuitos abiertos sufren una mayor corrosión.
  • Esta agua puede traducirse en costosos daños en calderas, torres de enfriamiento, tuberías y demás tipo de instalaciones con tendencias a las incrustaciones.
  • La dureza del agua no permite la reacción del jabón con el agua por lo que inhibe la producción de espuma y elimina su efecto. Esto es más notorio, por ejemplo, en el agua que se utiliza con fines domésticos.

El agua considerada como suave debe tener un rango de entre 0 y 1 miligramo por litro. mientras que el agua dura y muy dura tiene entre 7 y 10.5 miligramos por litro.

En GC Tratamiento tenemos una amplia experiencia en la fabricación y diseño de unidades para suavizar el agua, pero también contamos con otro tipo de procedimientos, sistemas y tratamientos.

Si deseas obtener más información sobre este tipo de tratamiento y la forma en que GC Tratamiento soluciona la dureza del agua, contáctanos en este enlace para ser atendido por un asesor.

Deja un comentario