Agua tratada: proceso para el reuso de agua en la industria

Agua tratada: proceso para el reuso de agua en la industria

Tanto el ser humano, para sus actividades cotidianas y necesidades biológicas, como las industrias en general, utilizan el agua.

El agua residual que resulta de estas actividades puede transformarse en agua tratada mediante distintos procesos y tecnologías con el propósito de ser reutilizada de manera segura, eficaz y lo más importante, que no dañe al medio ambiente.

En la actualidad existen muchos procesos, equipos y tecnologías para conseguir agua tratada, sin embargo, no es un proceso sencillo.

Es necesario eliminar las bacterias, toxinas o sustancias del agua residual de las industrias, y que además cumpla con las normas de descarga o bien, de reutilización para cumplir con la anhelada descarga Cero.

¿Cómo se pueden tratar las aguas residuales industriales?

La elección del mejor proceso depende del tipo de contaminación. Esta agua puede ser tratada con un tamizado o ser sometida a una serie de cribados para eliminar elementos sólidos superiores a 1.5 milímetros.

Lo anterior se logra gracias a sistemas de cribado con limpieza manual, o bien cribas automáticas que incluyen sistemas de limpieza que pueden utilizar agua caliente.

Las aguas residuales industriales que no son tratadas adecuadamente o de plano no son tratadas por ningún método antes de ser vertidas o reutilizadas pueden contener compuestos tóxicos, un pH bastante lejos de la neutralidad, tener compuestos que son difíciles de degradar, etc.

Después de que el agua ya fue tratada con un primer proceso que retira los elementos sólidos presentes de mayor tamaño, debe someterse a un proceso de flotación por aire disuelto o DAF (Dissolved Air Flotation).

Estas unidades de clarificación funcionan a partir de una celda de flotación y son eficaces para la remoción de sólidos suspendidos, grasas y aceites. Estos sistemas generalmente van acompañados de un equipo de floculación con un serpentín de mezclado (flock tube) y son ampliamente utilizados para las industrias papeleras, agro-alimentarias o bien en mataderos.

Después de este procedimiento de separación y clarificación de sólidos suspendidos totales, así como la remoción de materia orgánica no disuelta, en muchas ocasiones se complementa con un tratamiento biológico que puede incluir secciones anónimas y secciones aireadas. Todo dependiendo de la carga orgánica restante.

Con todo ello se logra cumplir con las normas de descarga que se requieren, o bien adecuar el agua tratada para ser reutilizada.

En GC Tratamiento tenemos décadas de experiencia implementando este tipo de sistemas. Para una cotización o una orientación personalizada con soluciones eficaces y seguras, envíanos un mensaje en este enlace, y en breve nos contactaremos para conversar sobre tus necesidades.

Deja un comentario