phone-icon
Qué es la microfiltración: características y aplicaciones

Qué es la microfiltración: características y aplicaciones

La microfiltración es una de las técnicas más populares en la actualidad para tratar y purificar el agua, de manera que mejora sus cualidades y la calidad de la misma.

Esta técnica es beneficiosa para múltiples tipos de industrias que necesitan tratar sus aguas residuales, o que necesitan trabajar con agua de alta calidad en sus procesos productivos y generar productos finales con ella.

Si quieres saber más de la microfiltración, qué aplicaciones tiene y cómo puedes beneficiarte de ella, entonces continúa leyendo y descubre todos estos detalles. 

¿Qué es la microfiltración?

La microfiltración es un proceso mediante el cual se busca limpiar o purificar el agua de ciertos agentes como las bacterias, virus, sustancias sólidas y demás.

Con el objetivo de mejorar la calidad del agua en general y que esta pueda ser usada para el desarrollo de otros productos, reutilizada o drenada con un bajo nivel de contaminación para ayudar a preservar el medio ambiente.

Para ello, es utilizada una membrana microporosa, y los poros de esta membrana son los que se encargan de separar las impurezas. 

Aplicaciones de la microfiltración industrial

La microfiltración se utiliza en la actualidad para realizar múltiples funciones con las que es capaz de beneficiar a varios tipos de industrias.

Separación de bacterias de agua

La calidad del agua se puede percibir por ciertas características como su color, olor y sabor, lo cual puede verse afectado por bacterias y patógenos dentro de la misma.

Y, lo que se busca con la microfiltración en este caso, es mejorar la calidad del agua al filtrar y desinfectar. Con el objetivo de erradicar las bacterias, virus, protozoos y demás agentes indeseables dentro de la misma. 

Lo cual beneficia a industrias que requieren tratar el agua para el consumo humano o tratar el agua residual de una empresa para reducir su grado de contaminación a un nivel permitido. 

Tratamiento de efluentes

Los efluentes tienen una composición compleja y especial peligrosidad en caso de ser vertidos, por lo que representan un gran problema.

Además de que este es un residuo líquido difícil de tratar, depurar o reciclar con métodos tradicionales como la depuración biológica o físico-química. 

Sin embargo, la microfiltración es un excelente método para tratar con ellos, obteniendo increíbles resultados en el proceso.

Pre-tratamiento del agua para ósmosis inversa 

La ósmosis inversa es una técnica utilizada para purificar y limpiar el agua con alto contenido de sales y que está destinada para el consumo.

Sin embargo, para poder llevar a cabo este proceso, el agua debe encontrarse previamente libre de bacterias y otros agentes que merman su calidad.

Y es por ello que se utiliza la microfiltración con el propósito de preparar el agua para el proceso de ósmosis inversa. 

Separación sólido-líquido

Esta técnica de filtración es de gran ayuda para realizar el proceso de separación física entre los sólidos y el agua. Gracias a que los poros de la membrana hacen posible la separación.

En este caso, cualquier objeto, microorganismo o sustancia de mayor tamaño que los poros de la membrana queda totalmente separado, ayudando en procesos de purificación del agua como la extracción de sólidos suspendidos. 

Esterilización por frío de bebidas y artículos farmacéuticos

Gracias al pretratamiento del agua que ofrece la microfiltración, ciertas industrias de bebidas y la industria farmacéutica lo utilizan para facilitar la esterilización en frío y que su proceso sea más refinado.

Limpieza del zumo de frutas, el vino y la cerveza

Otra de las grandes ventajas que ofrece está técnica de filtración, es que gracias a su capacidad para separar las bacterias, microorganismos y mejorar la calidad del agua, también puede ser utilizada para limpiar el zumo de frutas, el vino y la cerveza.

¿En qué se diferencia de los demás tipos de filtraciones?

Ya has visto qué es la microfiltración, para qué sirve y los beneficios que puede ofrecer

Ahora, es importante destacar que existen otros tipos de filtraciones, las cuales mencionaremos a continuación para que conozcas las diferencias que existen entre ellas. 

Ultrafiltración

Su principal diferencia es que utiliza un tamiz para hacer la filtración con poros de distinto tamaño, los cuales son capaces de separar macromoléculas. 

Ósmosis inversa

Este proceso retiene las moléculas más pequeñas de partículas y sales, dejando pasar solo las moléculas de agua.

La característica principal que hace destacar a la ósmosis inversa, es que el rechazo de solutos no ocurre mediante filtración.

Nanofiltración

Lo que hace especial a la nanofiltración, es que su proceso es intermedio entre la ósmosis inversa y la ultrafiltración. Debido al nivel de separación que permite y las presiones de aplicación que necesita.

Debido a que, el proceso de separación es gracias a la diferente solubilidad y difusividad en la membrana, haciendo que se trate de un proceso físico-químico. 

En GC Tratamiento somos expertos en implementar equipos de tratamiento de agua, purificación, limpieza y pretratamiento de la misma para empresas que requieran de nuestros servicios. Así que si deseas tratar el agua de tu industria para cumplir con la normativa o cualquier otro objetivo, envíanos un mensaje para ofrecerte una solución acorde a tus necesidades.