Equipos de OZONO

Protégete a ti y a tus familiares en un ambiente libre de todo tipo de virus y bacterias con nuestros equipos de Ozono.

Los equipos de Ozono son utilizados como medio preventivo ante el COVID-19
equipo tratamiento de agua

Nuestros Equipos

¿Qué es el ozono?

Los equipos de Ozono están diseñados para purificar el aire de virus, bacterias y malos olores.
El Ozono es un gas cuyas moléculas están formadas por tres átomos de oxígeno (su fórmula es O3). 
Se forma en las capas altas de la atmósfera a partir del oxígeno por acción de la radiación ultravioleta y también por acción de descargas eléctricas durante las tormentas. El ozono se descompone con facilidad, teniendo un carácter oxidante fuerte, por lo que se utiliza para desinfección terapéutica y en tratamiento de aguas.

Beneficios

Beneficios del ozono en el ambiente

El Ozono, en tecnología ambiental, se emplea como método de purificación del aire, eliminación de olores y eliminación de bacterias y microorganismos que puedan existir. La rápida capacidad de eliminación de microorganismos hace del Ozono un eficaz purificador del aire destruyendo virus, bacterias y previniendo alergias, dolores de cabeza y conjuntivitis. Para tratamiento ambiental se inyecta directamente al aire desde nuestros generadores de ozono o bien hacerlo a través del circuito de aire acondicionado. Es apto para todo tipo de locales: para eliminar humos de tabaco, olores cargados, pescaderías, baños, restaurantes, etc.
Se emplea en la conservación de alimentos como frutas, verduras, pescados, carnes etc. Una concentración adecuada de ozono en las cámaras frigoríficas alarga la vida de estos alimentos debido a la eliminación de las bacterias responsables de la putrefacción.

Beneficios del ozono en agua para consumo humano

El ozono se emplea para tratar agua de consumo humano, como tratamiento alternativo a una cloración tradicional, o como un complemento de la misma. Un proceso de precloración con ozono permite la potabilización al eliminar muchos contaminantes presentes en el agua. Como consecuencia de esta reducción de carga orgánica evitamos la posterior formación de compuestos organoclorados y trihalometanos responsables del mal sabor y olor del agua, y que, en determinadas concentraciones, pueden llegar a ser cancerígenos y perjudiciales para la salud.

Deja tus datos y con gusto uno de nuestros agentes lo llamará