Cómo tratar agua de pozo para consumo humano

Cómo tratar agua de pozo para consumo humano

¿El agua de pozo es segura para consumo humano sin tratarse? En la mayoría de las veces no.

Si el pozo en cuestión (excavado, hincado o perforado) está cerca de un área comercial o industrial, de áreas de agricultura o ganado donde se usan pesticidas o fertilizantes, así como desechos de animales o humanos, es probable que los contaminantes se filtren al pozo y por lo tanto al agua.

Los peligros de consumir agua con cierto tipo de sustancias químicas o microorganismos son muchos. Especialmente en grupos vulnerables como bebés o niños, mujeres embarazadas, personas mayores o que tengan problemas de salud.

Por ejemplo, el plomo es una sustancia que se encuentra en la tierra de manera natural, pero también proviene de actividades humanas. Cuando el nivel de plomo es demasiado alto en el agua, los problemas de salud pueden terminar dañando los riñones e incluso cambio en las funciones del cerebro. 

¿Cómo debe tratarse el agua de pozo para consumo humano?

Para empezar, es importante mencionar que el objetivo de tratar el agua de pozo es purificar el agua hasta los niveles recomendados para consumo humano. Así como eliminar impurezas y bacterias o microorganismos que puedan estar presentes.

Antes de elegir el tratamiento adecuado, es necesario analizar la química del agua para determinar qué tipo de contaminantes y en qué niveles. En todos los casos el tratamiento aplicado debe ser integral. Es decir, constar de todos los procesos, equipos y análisis necesarios para garantizar la potabilidad del agua. 

Uno de los tratamientos más utilizados y efectivos para el tratamiento de agua de pozo es a través de sistemas de ósmosis inversa. Estos eliminan una gran cantidad de contaminantes del agua gracias a filtros de carbón activado.

De igual forma, los sistemas de filtración de agua con los que se pueden eliminar eficazmente cromo, hierro, arsénico, etc. Además, los sistemas para disminuir los niveles de dureza del agua por medio de la eliminación de iones del agua.

Descubre cómo podemos ayudarte

En GC Tratamiento tenemos una amplia experiencia diseñando sistemas para potabilizar agua de pozo, incluso con calidades superiores a la Norma de Agua Potable o la Norma de Agua Embotellada.

Todo comienza con un proceso de filtración, luego una inyección antiescalante, un sistema de membranas de ósmosis inversa de un paso, y finalmente un proceso de desinfección a través de cloro o radiación UV.

Si necesitas potabilizar agua proveniente de un pozo y no sabes cuál es la mejor solución, contáctanos enviando un mensaje en este formulario web y nosotros te propondremos la mejor alternativa para obtener agua de muy alta calidad y apta para consumo humano.