phone-icon
Beneficios de la cloración para la purificación del agua

Beneficios de la cloración para la purificación del agua

Cuando el agua va a ser destinada para consumo humano es necesario asegurarse de que no tenga bacterias o componentes orgánicos que resulten perjudiciales para la salud. Uno de los procesos que más se utilizan para eliminar estos componentes es la cloración

Qué es la cloración del agua

Como lo mencionamos en otras publicaciones, la cloración es un proceso para el tratamiento de aguas que tiene como objetivo lograr la desinfección de bacterias y de organismos patógenos.

Generalmente la cloración es de los procesos finales en el tratamiento de agua y se aplica para estar seguros de que los microorganismos que sobrevivieron a las etapas anteriores sean eliminados.

A grandes rasgos, para el proceso de cloración se agrega una sustancia oxidante, como el cloro o los compuestos de cloro, que garantiza que el agua tiene la calidad necesaria para el consumo humano o para el proceso en que se utilizará. 

Este proceso de cloración, además de destruir patógenos, funciona para eliminar las sustancias que provocan los sabores y olores no agradables en el agua. 

El método de cloración del agua para tratar aguas residuales

Al igual que para el agua potable, la cloración se aplica para el tratamiento de aguas residuales con el objetivo de evitar el desarrollo de algas microscópicas que enturbian el agua, así como la transmisión de enfermedades.

En este caso, el cloro se agrega en cantidades suficientes a las aguas residuales para que pueda reaccionar con la materia orgánica, el amoniaco, etc.

Una vez que se forman compuestos orgánicos del cloro, se sigue agregando hasta que llega al punto de ruptura, es decir, la dosis de cloro necesaria para eliminar el amoniaco. En esta etapa se comienzan a cumplir las garantías de desinfección.

Para el proceso de desinfección de aguas se utiliza el cloro o compuestos clorados. Se puede emplear gas cloro, pero generalmente se usa el hipoclorito de sodio porque es más sencillo almacenar y dosificar. Aunque, en algunos casos se utiliza dióxido de cloro, hipoclorito de calcio o ácido cloroisacianúrico.

Es importante considerar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha establecido niveles adecuados de cloro en el agua para evitar daños en la salud, pero sí ha demostrado que la cloración de agua previene la aparición de muchas enfermedades que, de no ser atendidas de manera adecuada, podrían generar un problema sanitario generalizado. 

La cloración salina

Otro método que se utiliza para la cloración es la cloración salina, es decir, desinfectar el agua mediante el cloro propio de la sal. Por ejemplo, si pensamos en una alberca con agua salada, estamos hablando también de una piscina totalmente desinfectada.

Entonces ¿cuáles son los beneficios de la cloración?

  • Con el proceso de cloración eliminamos los metales del agua como el hierro y el manganeso 
  • Desaparecen también olores y sabores
  • Se previene el crecimiento de altas
  • Se eliminan bacterias y agentes patógenos 
  • Es importante aclarar que el proceso de cloración no purifica el agua. Es decir, si el agua se somete a un proceso de cloración, no termina libre de impurezas, solo de bacterias.
  • El tratamiento es rápido y poco costoso
  • Se puede usar en distintos niveles: desde una familia en su casa, hasta una empresa para el tratamiento de grandes cantidades de agua. 

En GC Tratamiento, una empresa 100 % mexicana, somos expertos en el diseño, fabricación e instalación de equipos de desinfección a partir de sistemas de cloración y declaración de manera automática.

Para solicitar más información de estos sistemas, envíanos un mensaje y en breve un asesor se comunicará contigo para conversar sobre tu proyecto.