5 aplicaciones de la ósmosis inversa industrial

5 aplicaciones de la ósmosis inversa industrial

La ósmosis inversa es un proceso que se aplica para el tratamiento de aguas y tiene varias aplicaciones industriales con grandes resultados. Básicamente funciona a partir de la aplicación de presión, lo que hace que el agua pase a través de una membrana semi-permeable.

Con este procedimiento, que tiene como objetivo vencer la presión osmótica, se logra eliminar iones, moléculas y partículas más grandes presentes en el agua, incluyendo bacterias. 

¿Para qué se utiliza este proceso?

Agua Ultra Pura

Para empezar, este proceso se utiliza mucho en la industria farmacéutica, electrónica y de laboratorios/química en general. Debido a que se utilizan grandes cantidades de agua ultra pura, es decir, libre de todo tipo de contaminantes casi al 100 %.

Este tipo de agua se consigue con la ósmosis inversa complementados, cuando es necesario, con sistemas de esterilización mediante radiación UV.

Desalinización

La ósmosis inversa es uno de los procedimientos más utilizados para desalinizar el agua de mar o de aguas salobres. Esto es importante en los procedimientos industriales porque, por ejemplo, un agua con altos niveles de sales puede dañar las tuberías y equipos por las que pase constantemente.

Agua potable

Este sistema puede ser utilizado para la obtención de agua potable debido a su alta eficacia para eliminar contaminantes y desalinizar el agua, incluso la de mar, al punto en que alcanza los niveles adecuados para el consumo humano. 

Reutilización de aguas residuales

La ósmosis inversa ayuda a solucionar uno de los principales problemas al que se enfrentan las industrias que es cómo y con qué tratar las aguas residuales para que cumplan con los niveles permitidos de descarga, o bien con los niveles adecuados para su reutilización en los procesos.

Recordemos que, en las últimas décadas, uno de los objetivos de las industrias es la descarga zero. Es decir, la reutilización total del agua que se utiliza a través de tratamientos.

En GC Tratamiento tenemos una gran experiencia en el diseño y fabricación de equipos de ósmosis inversa. Cada uno de los sistemas incluyen una interfaz humano-máquina, programación a la medida del usuario, control de conductividad del producto, regulación automática de la válvula de concentrado, etc.
Es de acuerdo con las necesidades particulares de cada proyecto, que proponemos una solución que se adapte y resuelva de la mejor manera el problema. Si deseas solicitar más información, completa este formulario web y en breve uno de nuestros ejecutivos te contactará.