phone-icon
¿Para qué sirve el agua tratada?

¿Para qué sirve el agua tratada?

Como seguramente lo has notado, en todo el planeta se reportan sequías graves. En este contexto se ha vuelto fundamental hablar de la relevancia del agua tratada. Por ello, en esta ocasión queremos explicar cómo se obtiene y para qué se utiliza.

¿Qué es el agua tratada?

Primeramente, debemos explicar que el agua tratada es agua residual que ya se sometió a algún tipo de tratamiento que redujo los contaminantes como químicos, tóxicos, basura, materia fecal, etc.

Basta recordar que la mayoría de los procesos industriales (alimentos, medicamentos, manufactura, etc.) utilizan el agua como elemento esencial.

El agua empleada en estos procesos generalmente resulta con varios contaminantes que, en caso de vertirse directamente al medio ambiente o a otros entornos, puede generar problemas sanitarios graves.

Ante esto, algunos países han determinado normas de descarga muy estrictas que establecen los niveles de contaminantes permitidos para descarga, pero aún con estas disposiciones todavía hay empresas que siguen vaciando aguas residuales sin tratar.

De hecho, un informe del Banco Mundial reveló que el 80 % del agua residual en todo el mundo es vertida al medio ambiente sin antes haber sido tratada de manera adecuada.

Esta realidad hace más apremiante que empresas de cualquier tamaño se comprometan con el tratamiento del agua residual. No solo por los beneficios para el medio ambiente y la salud, sino también porque brinda muchísimos rendimientos económicos.

Recordemos que las aguas residuales pueden reutilizarse en muchos sectores, lo que permite reducir los costos operativos y dar mantenimiento a los servicios públicos. Con esto queda claro que las aguas residuales no tendrían que considerarse como un residuo, sino como un recurso.

¿Dónde y cómo se procesa el agua tratada?

  • Las plantas de tratamiento residual son instalaciones que conjuntan una serie de procedimientos y maquinaria para eliminar todos o gran parte de los contaminantes físicos, biológicos o químicos del agua residual.
  • ¿Qué tipo de procedimiento debe aplicarse? Todo depende del uso que se le dará al agua tratada. Es a partir de este factor que se determinará el nivel de limpieza o purificación necesario con el o los tratamientos.
  • Por lo general, el agua tratada es empleada para actividades de limpieza o mantenimiento. También puede utilizarse para riego o incluso para utilizarse en los mismos procesos industriales de nuevo.
  • El agua tratada no es potable a causa de los tratamientos aplicados y por el origen de la misma, por lo que siempre hay que evitar utilizarla en procesos que no impliquen consumo humano.
  • Si se requiere potabilizarla, será necesario aplicarle un tratamiento potabilizador para poder consumirla y para ello hay que revisar que cumpla con las normas oficiales para consumo humano. 

Pasos para tratar las aguas residuales

  • En ocasiones, dependiendo del tipo de contaminación, será necesario filtrarla para eliminar los residuos más grandes. Posteriormente, debe desazolvarse para eliminar partículas de arena y tierra.
  • El siguiente tratamiento podría ser un reactor biológico con microorganismos que eliminen los residuos.
  • Finalmente, debe desinfectarse para acabar con las bacterias o cualquier otro tipo de materia orgánica.

En GC Tratamiento somos expertos en el diseño, fabricación e implementación de sistemas de tratamiento para que el agua pueda ser reutilizable. Cumplimos con las normas legales y con los objetivos finales de tratamiento.
Envíanos un mensaje para explicarte cómo podemos ayudarte a materializar tu proyecto con nuestro conocimiento y soluciones.