phone-icon
Agua desmineralizada: qué es y para qué se utiliza

Agua desmineralizada: qué es y para qué se utiliza

¿Qué es el agua desmineralizada y para qué sirve?

Generalmente cuando el agua proviene de lagos, ríos, embalses o de niveles subterráneos contiene minerales como calcio y magnesio. A esto se le conoce como sales de dureza del agua. Dependiendo del uso que se le dará al agua y el nivel de pureza surge la necesidad de reducir los niveles de sales o de eliminarlas en su totalidad. Al resultado se le denomina agua desmineralizada.

Para qué sirve el agua desmineralizada

Las sales que están presentes en el agua son los sólidos disueltos a eliminar. Generalmente el agua desmineralizada es utilizada en procesos con fines alimenticios, industriales, en la industria farmacéutica, para alimentación de las calderas o en la industria electrónica.

Eso sí, cada uno utiliza una conductividad específica, aunque generalmente el agua desmineralizada de una calidad elevada tiene una resistencia más o menos de 18.2 mega ohmios por centímetro, o bien, una conductividad de 0.055 microSiemens por centímetro.

Este tipo de agua es muy agresiva para los metales, incluyendo el acero inoxidable. Es por eso por lo que para transportarla generalmente se usan materiales plásticos. El agua ultrapura casi siempre se usa en la industria farmacéutica o en la de microchips.

¿Cómo se puede obtener el agua desmineralizada?

Vamos a empezar con el proceso de intercambio iónico. Aquí el agua pasa a través de una cama de resina catiónica, es decir, una cama de resina cargada con iones positivos y una cama aniónica, cargada con iones negativos. Es decir, el agua puede suavizarse mediante el intercambio de cationes de sodio por calcio y magnesio, elementos no deseados.

De igual forma se puede lograr la desmineralización del agua por ósmosis inversa. Este proceso consiste en pasar agua a través de una membrana semipermeable, a una presión elevada que supere la presión osmótica. Los sólidos disueltos se quedarán de un lado de la membrana. 

El proceso de destilación funciona a través de la vaporización con altas temperaturas y la condensación. Con ello se logra la purificación química y biológica del agua. El agua tiene que llegar a su punto de ebullición y luego se condensa. Los contaminantes quedan en el tanque mientras el agua vaporiza.

El agua ultrapura puede obtenerse también por un proceso de electrodiálisis que consiste en hacer pasar el agua a través de membranas selectivas de iones, catiónicas y aniónicas, en un acumulador. Ahí se suministrará una corriente eléctrica para que los iones fluyan a través de las membranas. 

Por su parte los sistemas de electrodeionización usan resinas, membranas ión selectivas y cargas eléctricas. La resina actúa como conductor permitiendo que la corriente eléctrica desplace los aniones y cationes capturados. Luego se concentran y se expulsan del sistema. Entonces la corriente eléctrica separa los iones de hidrógeno e hidroxilo para permitir la regeneración continua de la resina.

¿Necesitas producir agua ultrapura?

En GC Tratamiento contamos con una amplia experiencia en el diseño y fabricación de sistemas que generan agua ultrapura a partir de membranas de ósmosis inversa, de electro-deionización o con un proceso adicional de resinas mixtas.

Las principales variables que deben tomarse en cuenta para estos proyectos son la calidad que se requiere, así como la relación entre la inversión en activo y el costo operativo.
Si deseas más información de nuestros proyectos, así como una cotización, solo envíanos un mensaje y nos comunicaremos lo más pronto posible.